Traduce esta página a otro Idioma


Preguntas frecuentes

1-Qué es Dios?

Dios es la inteligencia suprema, causa primera de todas las
cosas.

—————

2 – ¿Qué debe entenderse por Infinito?

– Lo que no tiene principio ni fin; lo desconocido; todo lo desconocido es infinito.

—————

3 – ¿Podría decirse que Dios es infinito?

  Definición incompleta.

Pobreza del lenguaje de los hombres, que es insuficiente para definir las cosas que están por encima de su inteligencia.

Dios es infinito en sus perfecciones, pero lo infinito es una abstracción.

Decir que Dios es infinito equivale a tomar el atributo por la misma cosa y definir una cosa que no es conocida, por otra que no lo es tampoco.

—————

¿Dónde puede encontrarse la prueba de la existencia de Dios?

 En un axioma que aplicáis a vuestras ciencias: no hay efecto sin causa. Buscad la causa de todo lo que no es obra del hombre, y vuestra razón os responderá.

Para creer en Dios basta pasear la vista por las obras de la Creación.

El Universo existe; luego tiene una causa.

Dudar de la existencia de Dios equivaldría a negar que todo efecto tiene una causa y sentar que la nada ha podido hacer algo.

—————

5. ¿Qué consecuencia puede sacarse del sentimiento intuitivo que de la existencia de Dios tienen todos los hombres?

 «Que Dios existe; porque, ¿de dónde provendría ese sentimiento si no estuviese basado

en algo?

También esto es una consecuencia del principio de que no hay efecto sin causa».

—————

6. El sentimiento íntimo que tenemos en nosotros de la existencia de Dios, ¿no sería un resultado de la educación y un producto de las ideas adquiridas? - Si así fuese, ¿por qué vuestros salvajes poseen también ese sentimiento?

Si ese sentimiento de la existencia de un Ser Supremo sólo fuera producto de una enseñanza no sería universal y – como las nociones científicas- no existiría sino en aquellos que hubieran podido recibir esa enseñanza.

—————

7. ¿Podríamos hallar la causa primera de la formación de las cosas en las propiedades íntimas de la materia?
- Pero entonces, ¿cuál sería la causa de esas propiedades? Se requiere siempre una causa primera.

Atribuir la formación primera de las cosas a las propieda-des íntimas de la materia sería tomar el efecto por la causa, por cuanto dichas propiedades son, en sí mismas, un efecto que debe tener su causa.

—————

8. ¿Qué pensar de la opinión que atribuye la formación primera a una combinación fortuita de la materia: dicho de otro modo, al azar?

- ¡Otro absurdo! ¿Qué hombre de buen sentido puede considerar al azar como un ser inteligente? Por otra parte, ¿qué es el azar? Nada.

La armonía que rige las fuerzas del Universo muestra combinaciones y miras determinadas y, por lo mismo, revela un poder inteligente. Atribuir la formación primero al azar sería una falta de sentido, por cuanto la casualidad es ciega y no puede producir los efectos de la inteligencia. Un azar inteligente dejaría de ser tal.

—————

9. ¿En qué se conoce, en la causa primera, una inteligencia suprema, superior a todas las demás?

- Tenéis un proverbio que expresa: "Por la obra se conoce a su autor". Y bien, mirad la obra y buscad al autor. El orgullo es el que engendra la incredulidad. El hombre orgulloso no quiere nada que esté por sobre él, de ahí que se llame "espíritu fuerte". ¡Pobre ser a quien puede abatir un soplo de Dios!

El poder de una inteligencia se juzga por sus obras. Puesto que ningún ser humano puede crear lo que la Naturaleza produce, la causa primera es, por tanto, una inteligencia superior a la humanidad.

Sean cuales fueren los prodigios efectuados por la inteligencia del hombre, tiene ella también una causa, y cuanto más grande sea lo que realiza, tanto más grande será la causa primera. Esta es aquella Inteligencia que constituye la causa primera de todas las cosas, no importa el nombre con el cual la designemos.

—————

10. ¿Puede el hombre comprender la naturaleza íntima de Dios?

- No. Le falta un sentido para ello.

—————

11. ¿Será dado al hombre, algún día, comprender el misterio de la Divinidad?

- Cuando su Espíritu no se halle ya oscurecido por la materia y por su perfección se haya acercado a Ella, entonces la verá y comprenderá.

—————

12. Si no podemos comprender la naturaleza íntima de Dios, ¿podemos tener una idea de algunas de sus perfecciones?

“De algunas, sí. El hombre las comprende mejor a medida que se eleva por encima de la materia; las vislumbra con el pensamiento.”

—————

13. Cuando decimos que Dios es eterno, infinito, inmutable, inmaterial, único, todopoderoso, soberanamente justo y bueno, ¿no tenemos una idea completa de sus atributos?

“Desde vuestro punto de vista, sí, porque vosotros creéis abarcarlo todo. Sin embargo, sabed que hay cosas por encima de la inteligencia del más inteligente de los hombres, para las cuales vuestro lenguaje, limitado a vuestras ideas y sensaciones, carece de expresiones. La razón os dice, en efecto, que Dios debe tener esas perfecciones en un grado supremo, pues si le faltara una sola de ellas, o si no la poseyese en un grado infinito, no sería superior a todo y, por consiguiente, no sería Dios. Para estar por encima de todas las cosas, Dios no debe sufrir ninguna vicisitud ni tener ninguna de las imperfecciones que la imaginación pueda concebir.” Dios es eterno. Si hubiese tenido un principio habría salido de la nada, o bien habría sido creado por un ser anterior. Así, de grado en grado, nos remontamos a lo infinito y a la eternidad.

 

Es inmutable. Si estuviese sujeto a cambios, las leyes que rigen el universo no tendrían ninguna estabilidad.

 

Es inmaterial. Esto significa que su naturaleza difiere de todo lo que llamamos materia. De otro modo no sería inmutable, pues estaría sujeto a las transformaciones de la materia.

 

Es único. Si hubiese muchos Dioses no habría unidad de miras ni unidad de poder en el ordenamiento del universo.

 

Es todopoderoso. Porque es único. Si no tuviese el poder soberano, habría algo más poderoso que Él o tan poderoso como Él. No habría hecho todas las cosas, y las que no hubiese hecho serían obra de otro Dios.

 

Es soberanamente justo y bueno. La sabiduría providencial de las leyes divinas se revela tanto en las más pequeñas cosas como en las más grandes. Esa sabiduría no da lugar a dudas acerca de su justicia y de su bondad.

—————

14- Dios, ¿es un ser distinto, o sería –según la opinión de algunos–
la resultante de todas las fuerzas e inteligencias del universo
reunidas?

“Si fuese así, Dios no existiría, pues sería el efecto y no la

causa. Él no puede ser ambas cosas a la vez.

”Dios existe; no podéis dudarlo; eso es lo esencial. Creedme,

no vayáis más allá. No os extraviéis en un laberinto

del que no podríais salir. Eso no os haría mejores, sino tal

vez un poco más orgullosos, porque creeríais saber y en

realidad no sabríais nada. Dejad a un lado, pues, todos

esos sistemas. Tenéis suficientes cosas que os incumben

más directamente, comenzando por vosotros mismos. Estudiad

vuestras propias imperfecciones a fin de deshaceros

de ellas. Eso os resultará más útil que querer penetrar lo

impenetrable.”

—————


Contacto

Correo Electrònico


Dirección de ASDEK

====================================

Carrera 72A

 #  45E - 111

Barrio Florida Nueva

Medellín

====================================

NIT. 811015351-8

Teléfonos:

cel:  3137882975




Ultima Actualización

de la página

08/11/2017